Tiempo de lectura: 1 Minuto

Países como Estados Unidos y Canadá experimentan una alta demanda de viviendas pequeñas, debido a los altos precios de alquiler de casas. 

En los últimos años, hemos sido testigos de un fenómeno en el mercado inmobiliario impulsado por los altos precios del alquiler de casas.

El aumento de la demanda de viviendas pequeñas se ha convertido en una constante en países como Estados Unidos y Canadá

Esta tendencia refleja la necesidad de encontrar alternativas asequibles en un mercado donde los costos de alquiler han alcanzado niveles cada vez más inaccesibles para muchos.

Solamente en Estados Unidos la construcción de casas pequeñas aumentará en 4,17 billones de dólares.

Con el crecimiento de las ciudades y la escasez de viviendas asequibles, las personas están recurriendo a soluciones más compactas y económicas.

Las casas pequeñas, también conocidas como viviendas compactas, casas prefabricadas o casas diminutas, se han convertido en una opción atractiva para aquellos que buscan maximizar el espacio y reducir los gastos.

Se espera que América del Norte contribuya con el 57% de la demanda de este tipo de viviendas para el año 2027.

Este mercado de casas pequeñas está segmentado por aplicación (uso doméstico y comercial) y producto (casas móviles y estacionarias).

El segmento de uso doméstico es el de mayor participación en un mercado estimado en 9,72 billones de dólares.

La demanda de casas pequeñas no solo se basa en consideraciones financieras, sino también en un cambio de mentalidad hacia un estilo de vida más sencillo y sostenible.

Muchas personas buscan simplificar sus vidas, deshaciéndose de posesiones innecesarias y optando por espacios más reducidos y funcionales.

Las casas pequeñas brindan la oportunidad de vivir de manera más minimalista y enfocarse en lo esencial.

Además, estas viviendas suelen ser altamente personalizables y se adaptan a las necesidades individuales.

La innovación en el diseño arquitectónico ha permitido que las casas pequeñas ofrezcan todas las comodidades necesarias.

Desde áreas de descanso hasta cocinas y baños completamente equipados son ya un valor que ofrecen este tipo de viviendas.

Hoy las personas están buscando soluciones más asequibles y sostenibles que les permitan mantener una buena calidad de vida sin comprometer su presupuesto.