Tiempo de lectura: 2 Minutos

La App de gestión inmobiliaria que opera en Bogotá y Medellín incursiona en un nuevo campo.

En el año 2014 un grupo de jóvenes universitarios que anotaban los avisos de “Se vende” y “Se arrienda” de casas y apartamentos en Bogotá dieron los primeros pasos de un emprendimiento llamado Mubrick. Hoy se ha convertido en una exitosa App de gestión inmobiliaria con presencia en Bogotá y Medellín.

Son varias cosas las que hacen de este emprendimiento una interesante alternativa en el sector inmobiliario. Por medio del desarrollo de un software propio han hecho más amigable y eficiente el proceso de comercializar un inmueble.

El algoritmo de inteligencia artificial les permite hacer avalúos precisos, en menos de un minuto, con gran precisión y lo más importante: sin costo para el interesado.

Por otra parte, cuentan con fotógrafos profesionales que conocen los aspectos más importantes para mostrar de un inmueble y los muestran en fotografías de alta calidad. Adicional a esto, dentro de sus políticas está la contratación de asesores inmobiliarios mayores de 40 años, muchos de ellos ya descartados dentro del mercado tradicional.

Cada asesor recibe un entrenamiento en neuroventas para conocer claramente las necesidades del cliente y satisfacerlas. Hoy este equipo de asesores, aparentemente fuera del mercado, ha encontrado una nueva oportunidad de crecimiento y estabilidad laboral.

No utilizan avisos en las ventanas, por temas de seguridad para los propietarios y han desarrollado una plataforma tecnológica que les permite manejar el negocio 100% digital.

Con esto han logrado cerca de 800 transacciones inmobiliarias, 3.500 inmuebles consignados, 22.000 compradores y arrendatarios atendidos y son caso de éxito en los programas de negocios del CESA, EAFIT y la Universidad Sergio Arboleda.

En vista de la positiva recepción que han tenido, decidieron ampliar su radio de acción ofreciendo servicios complementarios, como asesoría para la obtención de financiación para compra de vivienda y la remodelación de espacios, enfocados en 3 segmentos de mercado.

El primero son los propietarios de vivienda interesados en renovar sus inmuebles con construcción liviana (drywall) en cocinas, baños, áreas sociales y terrazas. Por otra parte, los empresarios con locales y oficinas que buscan la integración de su identidad de marca con sus espacios para mejorar la experiencia del cliente.

El tercer segmento son constructoras interesadas en incorporar diseños modernos a sus obras, con materiales nacionales e importados. Su meta a mediano plazo es crear un sistema de franquicias para expandirse a otras ciudades del país y posteriormente a otros países.