Tiempo de lectura: 2 Minutos

La construcción de The Line, la ciudad lineal futurista en Arabia Saudita, está en desarrollo. Ubicada a la orilla del Mar Rojo, tiene 170 km de largo y sólo 200 metros de ancho.

¿Una ciudad lineal futurista en Arabia Saudita, en el desierto? Parece algo sacado de películas de ciencia ficción. Pero hoy es una realidad.

Neom, un proyecto de megaciudad futurista que fue planeada por el Príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bim Salman.

Aunque el proyecto fue presentado en el año 2017, momento en el que generó muchas dudas sobre su viabilidad económica y medioambiental, su construcción inició en el año 2021.

El eje de esta ciudad lineal es “The Line”, dos enormes rascacielos paralelos, cubiertos de espejos, de 500 metros de altura, 170 kilómetros de largo y tan solo 200 metros de ancho.

Este espectacular megaproyecto, cuyo costo en su primera fase se estima en más de 300 mil millones de dólares, se ubicará entre la costa del Mar Rojo y las montañas, atravesando el desierto.

De acuerdo con el príncipe heredero saudí, el diseño desafía las tradicionales ciudades planas para crear el modelo de ciudad más habitable del planeta.

The Line no tendrá carreteras, ni coches ni calles como las conocemos hoy. Estará dotada de un sistema de transporte público con un concepto similar al Hyperloop de Elon Musk, que conectará los dos extremos de la ciudad en 20 minutos.

La ciudad funcionara en un 100% con energías renovables, por lo que respetará en un 95% la naturaleza y el ambiente.

Con ello se cumpliría el objetivo del país de alcanzar la neutralidad en las emisiones de CO2 para el año 2060.

La ciudad lineal de NEOM contará también con una bahía, un aeropuerto local, una ciudad industrial llamada Hexagon y un aeropuerto internacional.

En la actualidad hay 2.400 trabajadores que viven en el sitio de la construcción. La obra comenzó como una excavación en línea recta que atraviesa el desierto.

De acuerdo con información recolectada por la compañía australiana Soar Earth, ya se han excavado cerca de 26 millones de metros cúbicos de tierra.

Esta cantidad es equivalente a 78 veces el volumen del edificio Burj Khalifa, el más alto del mundo, ubicado en Dubai.

La meta fijada para el año 2030 es 1.2 millones de habitantes y 9 millones para el año 2045.