Tiempo de lectura: 6 Minutos

Para el año 2023 una de las principales tendencias arquitectónicas será la construcción sostenible. La digitalización será también un importante protagonista de un sector que, aunque a paso lento, entra en la era de la tecnología.

Si bien la arquitectura y la construcción se han caracterizado por ser de los sectores productivos menos digitalizados, para el 2023 la transformación digital marcará una diferencia importante dentro de las tendencias arquitectónicas.

Un mercado cada vez más tecnológico ha obligado a este sector a dar pasos gigantes en procura de una verdadera innovación digital.

Por esto te presentamos 7 tendencias que marcarán el 2023 en la arquitectura y construcción.

1. La sostenibilidad estará a la cabeza de las tendencias arquitectónicas para 2023

Lamentablemente la construcción es uno de los sectores productivos responsables de buena parte de las emisiones de gases efecto invernadero y su impacto sobre el cambio climático.

La creciente preocupación por el medio ambiente ha incrementado la exigencia de proyectos de construcción sostenible, cuidadosos con la naturaleza.

En la actualidad los proyectos de construcción apuestan por un manejo más racional de recursos como el agua y la electricidad y para el 2023 esto será casi que una obligación.

Sistemas de reutilización de agua, uso de aguas lluvias, optimización energética por medio de paneles solares o generación de energía eólica, además de reducir costos, generarán un positivo impacto sobre la huella ambiental.

El uso de materiales reciclados y reciclables, no sólo para la construcción sino para el mobiliario, se convierten también en piezas fundamentales para el logro de una integración sostenible de la totalidad del proyecto.

Finalmente, la dotación con electrodomésticos de bajo consumo, fabricados en materiales reciclables, van a consumir menor cantidad de energía y se perfila como una necesidad para el cuidado de nuestro planeta.

2. Metodologías Lean para lograr mayor eficiencia en ejecución de proyectos

La más fuerte dentro de las tendencias arquitectónicas para el 2023 es la adopción de metodologías basadas en los principios de gestión lean.

La gestión de un proyecto bajo los principios lean mejorará la eficiencia, eficacia y productividad del equipo de trabajo.

El poner en práctica esta tendencia conlleva el asumir un reto, que es el garantizar que todos los involucrados en el proyecto estén debidamente capacitados en la metodología además de que entiendan y acepten sus principios.

Los beneficios son indiscutibles ya que se logra mejorar la comunicación y la coordinación entre los diferentes equipos que conforman el proyecto.

Esto da como resultado la disminución de los desperdicios, eficiencias en tiempos, costos y mejor control de calidad.

3. La automatización: en auge dentro de las tendencias arquitectónicas

El avance tecnológico ha logrado la automatización de múltiples tareas en diversos sectores, y la construcción no se queda por fuera.

La precisión y eficiencia derivadas de la utilización de robots y otros dispositivos automatizados han generado un especial atractivo; de ahí su implementación cada vez más amplia.

Una de las aplicaciones más comunes de la robótica es en la construcción de casas prefabricadas.

Al ser hechas con base en grandes paneles y estructuras pesadas, los robots industriales pueden levantar, mover y ensamblar partes de gran peso y tamaño.

Otra ventaja es que el proceso se acelera, se ahorran costos en mano de obra y se garantiza que las casas están construidas cumpliendo de manera precisa con las especificaciones.

4. Se imponen los espacios multifuncionales de mayor amplitud

Una de las tendencias arquitectónicas que nos ha dejado la era post-Covid 19 es el diseño de espacios interiores más amplios, abiertos y multifuncionales.

Esto aplica principalmente a oficinas, en donde los espacios de coworking integran diferentes funcionalidades (escritorios, salas de reuniones, salas de descanso) en un mismo ambiente.

Después de muchos meses de confinamiento y de vuelta a la presencialidad, los espacios como balcones y terrazas serán una invitación a disfrutar de la liberación personal.

Los diseños que logren transmitir una sensación de amplitud a la vez de integrar fluidamente diferentes espacios tendrán el éxito asegurado.

5. BIM y realidad virtual

El Modelado de Información en Construcción (Building Information Modeling en inglés) o metodología BIM es un proceso en tiempo real que por medio de la informática crea un modelo digital de un edificio.

A medida que la industria arquitectónica crece esta tendencia se hace más popular, ya que permite planificar, diseñar y construir un edificio con importantes eficiencias en tiempo y costo.

Diferentes proyectos en todo el mundo han podido comprobar la importante mejoría en la comunicación entre arquitectos, ingenieros, jefes de área y supervisores de obra.

Si a esta tecnología se une la realidad virtual, cada persona involucrada en el proyecto podrá interactuar en un entorno simulado y planificar pasos a seguir o anticiparse a prevenir posibles fallas que se presenten.

El gran beneficio es que se agiliza la toma de decisiones que, sin lugar a duda, convierten el desarrollo de una obra en un proceso fluido y exitoso.

6. Uso de big data y analítica en la toma de decisiones

Estamos en la era de los datos y no podían faltar dentro de las tendencias arquitectónicas para el 2023.

Un adecuado análisis de la data histórica de un edificio permitirá tomar decisiones que optimicen su operación en todos los aspectos.

Las nuevas edificaciones se interconectan cada vez más, lo que las hace más eficientes.

Hoy hay un monitoreo permanente, en tiempo real, de diferentes funcionalidades como consumos de agua, energía y aspectos de seguridad.

Esto permite comprender aspectos claves de su funcionamiento.

Por ejemplo, analizar los datos de consumos de energía, fuentes y valores históricos pueden ayudar a una mejor comprensión de su uso.

Así mismo, permitirá plantear estrategias que optimicen su utilización, con la consecuente disminución de emisiones.

7. Construcción modular, un método cada vez más popular

Durante los últimos años la construcción modular ha venido tomando fuerza dentro de las tendencias arquitectónicas en el mundo.

Frente a las estructuras tradicionales, las estructuras modulares permiten una construcción en menor tiempo, con mayores eficiencias en costos.

Adicionalmente, al ser construcción en seco, por utilizar componentes prefabricados que se ensamblan posteriormente en el sitio de la obra, no requiere agua.

Así mismo, genera una mínima cantidad de residuos (casi todos reutilizables), por lo que es amigable con el medio ambiente.

Los tiempos de construcción son ostensiblemente menores, lo que favorece los costos y los procesos de control de calidad

Grua transportando partes de construcción modular

En resumen, la construcción tiene un futuro muy halagador. La transformación digital abre infinitas posibilidades para que la arquitectura se fortalezca en los años venideros.

Es ya un hecho que, dentro de las tendencias arquitectónicas del año que viene, habrá menor cantidad de emisiones y más edificios sostenibles y eco amigables.

Con seguridad este sector será un protagonista en la lucha contra los efectos del cambio climático.